Nada sabemos

SALTO AL REVERSO

Echo a volar mis manos al vaivén de los días para no escribirte
y el amanecer se queda dormido abrazado a una silla vacía,
mientras el estribillo de la canción
traza tu tristeza de domingo por la noche.
Echo a volar mis manos a un diálogo ajeno
para no tocarte, para no tocarme demasiado,
nos besamos en la frontera donde nada sabemos,
ahí donde las bocas dejan hojas secas en el cabello.

/home/wpcom/public_html/wp-content/blogs.dir/e80/50436185/files/2014/12/img_7871.jpg

Ver la entrada original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s